|

La cambiante geografía de la planificación del centro de datos para la recuperación ante desastres

Con conexiones de Internet cada vez más rápidas y económicas, muchos sectores de TI están trasladando sus centros de datos primarios a emplazamientos externos y están convirtiendo los centros de datos in situ de sus oficinas centrales en instalaciones secundarias o de respaldo. Esa y otras estrategias novedosas están modificando la geografía de la planificación para la recuperación ante desastres (DR, por sus siglas en inglés).

Oco, una empresa de análisis comercial de servicios en la nube con sede en Waltham, Massachusetts, desarrolló un nuevo centro de datos a unas pocas millas de sus oficinas principales y también lo convirtió en sus instalaciones primarias. “Nuestras oficinas centrales podrían desaparecer mañana y nuestros clientes ni siquiera lo sabrían, porque aquí no se aloja ninguno de los datos de nuestros clientes”, comenta Joe Taylor, Gerente de operaciones de red de Oco. Ambos centros de datos están activos. Eso significa que Taylor no necesita llevar a cabo ninguna prueba de conmutación por error dado que en todo momento está probando la conexión. Administra todos sus servidores propios y delega el mantenimiento de su infraestructura de Internet externa a terceros.

En otras circunstancias, las empresas están uniendo fuerzas y recurriendo unas a otras como sitios de respaldo. Dos distritos escolares cercanos de Texas y dos ciudades de Tennessee, por ejemplo, están compartiendo sus centros de datos para ahorrar costos y sacar ventaja de su proximidad.

Cuando la ciudad de Maryville, en Tennessee, estaba buscando soluciones, a su director de TI, Terry McCoy, se le ocurrió una novedosa idea para sus necesidades de recuperación ante desastres. Se asoció con el departamento de TI de una ciudad vecina, Alcoa, en Tennessee, y les pidió que igualaran su solución SAN con un duplicado del almacenamiento de sistemas de datos del pilar que utilizaba el departamento de McCoy. “No necesitábamos un tiempo de recuperación de dos segundos en nuestro sitio de recuperación ante desastres. Nuestra contraparte en Alcoa, Tennessee, estaba pensando en eso para la misma época. Dado que nosotros necesitábamos aumentar nuestro espacio de disco, nos compraron el pilar que teníamos en ese momento y nosotros compramos un modelo más nuevo. Nuestro objetivo es conmutar por error a su centro de datos y ellos al nuestro”, dice McCoy. Lo mismo implementaron los distritos escolares de Alvarado y el cercano Glen Rose en Texas, esta vez compartiendo dos SAN Compellent. Un revendedor de valor agregado común mantiene los sistemas y se asegura de que su operación sea satisfactoria.

Otros están aumentando los centros de datos de respaldo en las oficinas remotas de las empresas, utilizando enlaces de Internet de mayor velocidad y mejores productos de recuperación ante desastres tales como copias de seguridad en disco, informática en la nube y clústeres, que permiten que el paso de uno a otro sea relativamente inocuo.

Greenbank, un banco regional con una docena de sucursales y con oficinas centrales en Greeneville, Tennessee, hizo lo mismo instalando conexiones activas entre dos copias de seguridad en disco ExaGrid que están a 100 millas de distancia. Hacen copias de seguridad nocturnas pero mantienen ambos centros de datos activos durante el día. “Hacemos copias de seguridad de 400 GB de datos cada noche”, explica Jason O'Dell, el Gerente de TI del banco. “No necesito depender de mis administradores de red para rastrear una cinta de respaldo en particular y esperar a que sea la adecuada para iniciar una restauración. Mi gente de la mesa de ayuda puede restaurar datos con unos pocos clics del mouse”.

A veces sólo su sede exige un mejor plan de respaldo, como cuando la organización está en una zona de inundaciones. “Después de haber soportado lo de Katrina, habíamos pasado la prueba de fuego. Comprendíamos con mucha mayor claridad el significado de todo”, comentó Peter Haas, Director de servicios de tecnología de la Corte Suprema de Lousiana en Nueva Orleáns. El tribunal terminó por utilizar un centro de datos de respaldo en una de sus oficinas judiciales que quedaba a 250 millas. Querían un centro de datos de respaldo que estuviera bastante lejos como para no quedar dentro de los recorridos típicos de los huracanes costeros, pero no tan lejos como para poder llevar al personal rápidamente en caso de desastre.

El tribunal está utilizando una variedad de productos CA, incluso software de Alta Disponibilidad XOsoft y ARCserve para hacer copias de seguridad. “Incluso hemos hecho nuestras conmutaciones por error utilizando una laptop en nuestro VPN y una conexión de datos celular de banda ancha 3G de Verizon. Fue así de fácil”, explica Haas.

Por último, considere cómo la informática en la nube puede complementar su estrategia de centro de datos actual. “Usar la nube para recuperación de datos tiene mucho sentido. Nos dio un complemento para nuestras operaciones internas y un lugar para establecer nuestros servidores críticos. Si tuviera que construir una segunda oficina, permanecería inactiva y yo tendría que gastar mucho dinero y los sistemas estarían desactualizados después de varios meses”, explica Jessica Carroll, directora de TI de la Asociación de Golf de Estados Unidos en Fair Hills, Nueva Jersey. “Solía suceder que no tener servicio de correo electrónico unas pocas horas era aceptable, pero ahora es crítico por la forma en la cual hacemos negocios. Ahora puedo hacer clic en un botón de un GUI y puede hacer que nuestra organización funcione desde los servidores basados en la nube mientras arreglamos el problema tras bambalinas”.

Kelley Drye es una firma internacional de abogados que tiene la dudosa distinción de tener sus oficinas en un edificio de Manhattan que sufrió daños después de que una cañería de vapor principal explotara en 2007. “No pudimos entrar aquí durante seis días y no teníamos un buen plan de recuperación ante desastre entonces”, comenta Tom Nohs, Director de TI de la firma. Desde entonces, la firma ha implementado una variedad de servicios de continuidad comercial, incluso colocación exterior y correo electrónico basado en la nube. “Estábamos en la etapa de planificación para hacer una colocación importante y un correo electrónico de recuperación ante desastres basado en la nube en un centro de datos de Jersey City, Nueva Jersey y terminamos por mover todos nuestros servidores allí. También empleamos los Servicios de administración de correo electrónico para hacer recuperación ante desastres de todos los correos electrónicos de nuestra firma”, agregó. La firma replica sus Datos de intercambio en toda la nube al servicio de Dell. En caso de cortes de suministro de energía, sus usuarios pueden acceder a sus mensajes de correo electrónico simplemente mediante un navegador de Internet y una URL segura. “No necesito cambiar mis servidores de Sistema de nombres de dominio y mis usuarios pueden estar trabajando de inmediato, lo cual me da mucho tiempo para restaurar los servicios tras bambalinas”.

Nohs sugiere que cualquier cambio a un plan de recuperación ante desastres basado en la nube se centre en el registro de respaldo del proveedor. “Una de las razones por las que me decidí por los servicios de Dell es porque hemos tenido una larga historia de uso de hardware y Dell tiene un excelente modelo de respaldo que desearía que todos mis otros proveedores también adoptaran. Dell no nos ha fallado desde la perspectiva del respaldo”.

Como pueden verlo, las viejas nociones de centros de datos y planificación de recuperación ante desastres están cambiando. Hay que esperar a que estas alternativas se conviertan en la norma dominante a medida que bajen los costos y el ancho de banda de Internet siga creciendo.

Información relacionada en Dell.com: Un camino más inteligente hacia la virtualización.



Dell Enterprise en Facebook Dell Enterprise en Twitter Dell Enterprise en Slideshare Comunidad de eficiencia empresarial Blogs de TI empresarial Dell Tech Center TechCenter en YouTube Dell TechCenter en LinkedIn