|

Diseño respetuoso con el medioambiente

Diseñamos nuestros productos pensando en el medioambiente

Tenemos en cuenta el impacto ambiental en todos los estadios del ciclo de vida de nuestros productos, empezando por su diseño. En lugar de conformarnos con fabricar productos respetuosos con el medioambiente, también tenemos en cuenta los siguientes aspectos a la hora de diseñarlos.
  • Elección inteligente de los materiales: siempre cumplimos y, a menudo, superamos los requisitos legales en lo que se refiere a suministrar materiales seguros en nuestros productos; muchos de ellos se diseñan con materiales adecuados para el medioambiente, como plásticos reciclados.
  • Eficiencia energética: prácticamente todos los productos Dell disponibles pueden configurarse para cumplir los requisitos de la calificación ENERGY STAR® y hemos reducido los costes energéticos de nuestros portátiles y sobremesas un 25 % desde 2008.
  • Final de la vida útil y reutilización: el uso de pegamentos y sustancias adhesivas puede suponer un desafío en el proceso de reciclaje, por lo que hemos desarrollado métodos alternativos, como los innovadores cierres a presión, para lograr los mismos objetivos de diseño.
  • Estándares medioambientales: si busca tecnología que cumpla los estándares medioambientales más exigentes, elija productos que incorporen etiquetas ecológicas de terceros reconocidas, como las de ENERGY STAR, EPEAT y el programa 80 PLUS.

Elección inteligente de los materiales

Nos comprometemos a elegir de forma inteligente los materiales que usamos en nuestros productos, por lo que preferimos los materiales adecuados para el medioambiente y evitamos los que no lo sean.

Nos ceñimos a los estándares medioambientales más exigentes del mundo, como las normas europeas RoHS y REACH e incluso superamos sus especificaciones con nuestra política de uso de productos químicos al reducir o eliminar distintas sustancias, aunque su uso no esté restringido.

También empleamos plásticos reciclados en muchos de nuestros productos, con lo que contribuimos a cerrar el ciclo de reciclaje.
Elección inteligente de los materiales

Eficiencia energética

Con el objeto de reducir el coste energético y la huella de carbono colectiva, los ingenieros de Dell se centran en hacer que nuestros productos tengan la mayor eficiencia energética posible.

Los productos Dell utilizan cada vez menos energía eléctrica y cada nueva generación supone una reducción adicional igual o superior al 25 % en los costes energéticos asociados a portátiles y sobremesas desde 2008. Además, los servidores Dell ofrecen una garantía de funcionamiento durante largos periodos de tiempo a temperaturas de hasta 45 °C (113 °F) que permite utilizarlos en distintas áreas geográficas sin necesidad de refrigeración. Incluso hemos diseñado un centro de datos modular para eBay (imagen inferior) que utiliza el aire del exterior incluso en los calurosos meses de verano en Arizona.


Final de la vida útil y reutilización

Hacemos que nuestra tecnología se pueda actualizar fácilmente para hacer su vida más sencilla. Esto también permite que los productos puedan durar más tiempo, lo que supone un beneficio tanto para el usuario como para el planeta.
Final de la vida útil y reutilización
También tenemos en cuenta la capacidad de reciclaje a la hora de diseñar nuestros productos, de forma que, cuando lleguen al final de su vida útil, nuestros socios de reciclaje puedan desmontarlos y procesarlos fácilmente.

Para lograrlo, colaboramos con estos mismos socios a fin de determinar cuáles son las mejores características de diseño en lo que respecta a la capacidad de reciclaje. A este respecto, se tienen en cuenta factores como la facilidad de desmontaje, el uso de la mínima cantidad de colas y adhesivos, la restricción del empleo de pinturas y revestimientos o el etiquetado de los materiales reciclables para que nuestros socios medioambientales puedan identificarlos y reutilizarlos de la mejor manera posible.

Por ejemplo, el exterior de nuestro XPS 13 Ultrabook™ se ha fabricado usando fibra de carbono reforzada con polímeros, que reduce el peso del equipo y le proporciona un tacto agradable. No obstante, este material también debe ajustarse a los criterios de EPEAT® en materia de capacidad de reciclaje para que nuestros socios encargados de esta tarea puedan prepararlo para su reutilización.

Estándares medioambientales


Estándares medioambientales
Estándares medioambientales

Es muy habitual encontrar productos que aseguran ser ecológicos, pero ¿cómo podemos estar seguros de que lo son realmente? Si busca tecnología que cumpla los estándares medioambientales más exigentes, elija productos que incorporen etiquetas ecológicas de terceros reconocidas, como las de ENERGY STAR, EPEAT y el programa 80 PLUS.

Dell mantiene desde hace tiempo un compromiso con estas etiquetas ecológicas. Colaboramos con la Agencia de Protección Ambiental (EPA) estadounidense en el lanzamiento de su marca de eficiencia energética, conocida como ENERGY STAR, y muchos de nuestros productos se han registrado en numerosos países con la certificación EPEAT, el estándar de sostenibilidad más exigente para dispositivos electrónicos. Dell también es la primera empresa del sector que ofreció fuentes de alimentación con certificación 80 PLUS® Gold y, posteriormente, también con certificación 80 PLUS Titanium.

Mitigación del cambio climático

Dell es consciente de que el cambio climático es una realidad y debe mitigarse, por lo que nos esforzamos en reducir las emisiones globales a los niveles que dicta la ciencia. Sabemos que nuestros clientes buscan continuamente el modo de limitar sus propias emisiones y esperan que nosotros hagamos lo mismo.

Para Dell, esto supone reducir nuestra propia huella ambiental y ayudar a los clientes a hacer lo mismo con la suya a través de diversos medios, incluida la eficiencia energética. También somos conscientes de que el cambio climático supone un reto global que requiere principalmente compartir información y hacer visibles las mejoras conseguidas. Llevamos a cabo un seguimiento de nuestras emisiones de GEI y establecemos exigentes objetivos de mejora.

Nuestras emisiones se dividen en tres categorías: nuestras propias operaciones, las contribuciones "ascendentes" que proceden de nuestra cadena de suministros y las contribuciones "descendentes", como las derivadas del transporte y de la utilización de nuestros productos. Las emisiones generadas por nuestras operaciones se incluyen en la categoría 1 (procedentes de la generación directa y de la combustión de carburantes) y en la categoría 2 (emisiones indirectas asociadas a la producción de electricidad y calor para las instalaciones municipales), mientras que las contribuciones ascendentes y descendentes forman parte de la categoría 3.

Consulte los informes de responsabilidad corporativa de Dell para obtener información sobre nuestras emisiones durante el año fiscal. Además, presentamos informes a la organización CDP (antiguamente denominada Carbon Disclosure Project), que constituye la mayor base de datos del mundo con información corporativa primaria sobre el cambio climático, y pedimos a nuestros proveedores que hagan lo mismo.

Nuestras actividades de manejo forestal también contribuyen a reducir los efectos del cambio climático a través de la protección de recursos forestales vitales que funcionen como sumideros de carbono. Dell utiliza fibra de árbol en los embalajes de sus productos, en el papel de sus oficinas y en sus operaciones de correo directo. Trabajamos para optimizar las características ambientales, la calidad y los costes en todas estas áreas, centrándonos en reducir el uso de papel, minimizar la cantidad de fibras vírgenes de árboles que adquirimos y aumentar el empleo de papel reciclado y respetuoso con nuestros bosques.

Nuestro modelo de manejo de productos forestales sirve de base para estas prácticas. Además, ayudamos a los clientes a través de nuestro programa Plante un Árbol, que permite compensar las emisiones de dióxido de carbono asociadas al uso de los productos Dell y contribuir a las iniciativas de reforestación.

Ahorro energético y electricidad verde

Una parte de nuestras iniciativas para reducir nuestra huella ambiental incluye el ahorro energético, combinado con la adquisición de electricidad verde. Dentro de las propias instalaciones de Dell, utilizamos la energía para el funcionamiento de los equipos ofimáticos y de los centros de datos, climatización para enfriar o calentar los edificios y alimentar una pequeña flota de vehículos de seguridad y mantenimiento in situ. La electricidad representa la mayor porción (82,6 %) del consumo energético de nuestras instalaciones. La mayor parte de la energía restante proviene del combustible que utilizamos en los vehículos arrendados por Dell y suministrados a nuestro equipo de ventas global.

Reducción del consumo energético

Para mantener el consumo de energía bajo control, implantamos varias mejoras de eficiencia energética en nuestras operaciones, como modernizar la iluminación, sustituir motores antiguos y mejorar el control de los edificios. El diseño de las nuevas instalaciones incluye una mayor iluminación natural, protección solar y sistemas de refrigeración mejorados.

Adquisición de energía renovable

Dell cumple su compromiso de utilizar electricidad producida a partir de fuentes limpias y renovables, como la energía eólica, solar o hidráulica. Con ello se restringe la dependencia de los combustibles fósiles y se reducen las emisiones de carbono.

Nuestro compromiso empieza en nuestra sede de Round Rock, en Texas. Además de generar energía solar en nuestras instalaciones, desde finales de 2007 toda la electricidad que adquirimos proviene de fuentes renovables. También disponemos de sistemas solares de calefacción para el suministro de agua caliente en varios edificios y ampliamos continuamente el número de instalaciones en las que toda la electricidad consumida o una parte de ella proviene de fuentes renovables.