|

Reducir nuestro impacto

Como empresa global, en Dell mantenemos nuestro compromiso de minimizar el impacto que tienen nuestras operaciones y las de nuestra cadena de suministros sobre el planeta y las comunidades que viven y trabajan en él. Nuestra actividad comercial se rige por las siguientes líneas de actuación:
  • Compromiso de no generar residuos: los residuos significan falta de eficiencia, por lo que nuestra estrategia se centra en eliminar los residuos de cualquier tipo.
  • Mitigación del cambio climático: somos conscientes de que todos debemos tomar parte en la transición hacia una economía con menores emisiones de carbono. Controlamos y reducimos nuestro impacto ambiental, a la vez que ayudamos a nuestros clientes a hacer lo mismo con el suyo.
  • Ahorro energético y electricidad verde: en Dell cumplimos nuestro compromiso de ahorro energético y de un uso cada vez mayor de electricidad procedente de fuentes renovables. El uso inteligente de la energía resulta beneficioso tanto para nuestro negocio como para el planeta.
Los principios rectores corroboran el compromiso de Dell de no generar residuos

A pesar de que el objetivo de no generar residuos no pueda alcanzarse a corto plazo, nuestros principios rectores en este aspecto nos ayudan a acercarnos cada vez más a este propósito.

Los residuos significan falta de eficiencia, por lo que es fundamental limitar su generación y potenciar la reutilización y el reciclaje

Dell implanta procesos operativos y de fabricación altamente eficientes que reducen la cantidad de residuos generados. Reutilizamos o reciclamos de forma consistente más del 95 % de los residuos de fabricación sólidos no peligrosos.

Somos conscientes de nuestra posición en el ecosistema global

Como uno de los principales fabricantes del mundo, actuamos de forma proactiva con el objetivo de eliminar la generación de residuos, en sentido ascendente a través de nuestra cadena de suministros y en sentido descendente a través de nuestros clientes y más allá para garantizar un impacto ambiental mínimo.

Nuestras principales instalaciones de oficinas en todo el mundo también disponen de programas de reciclaje de residuos in situ; promovemos el reciclaje y la reutilización a través de las comunicaciones internas y del trabajo que realizamos con nuestro grupo de recursos para empleados Planet y otros grupos de empleados con el fin de seguir mejorando.

Una de las prioridades importantes de Dell es, en primer lugar, evitar que los ordenadores se conviertan en residuos. Ocupamos una posición de liderazgo mundial en reciclaje responsable y fuimos la primera empresa que impuso la prohibición de exportar dispositivos electrónicos que no funcionan a países en desarrollo. Además, trabajamos para hacer que nuestros embalajes también puedan reciclarse fácilmente.

Hemos adquirido el compromiso de colaborar para encontrar la mejor solución posible

Dell colabora con el mundo académico, con empresas asociadas y con expertos en tecnología de residuos para que contribuyan a nuestros esfuerzos. Solicitamos la opinión de los clientes y de expertos en sostenibilidad para que nos ayuden a mejorar nuestros procesos y nos esforzamos por hacerlo de una manera transparente. Esto incluye hacer que se pueda acceder fácilmente a la información de la que disponemos a través de una estrategia integral de elaboración de informes.