Ha tomado la decisión: es el momento de invertir en su primer servidor. ¡Enhorabuena! No tendrá que preocuparse por los gastos, ya que el precio de los servidores básicos es inferior a $1,000. Aunque elegir un servidor que se adapte a sus necesidades específicas sea una tarea agotadora, se trata de un acierto para su pequeña empresa. A continuación, le presentamos algunas sugerencias para tener en cuenta al adquirir un servidor.

  • Encuentre un magnífico proveedor, uno que realmente le ofrezca servicio y asistencia posventa de primera clase. Asegúrese de que el proveedor cuenta con una exitosa reputación en la atención de las necesidades de la pequeña empresa, basada en muchos años de experiencia en el negocio.
  • Sala de servidores de Dell 
    • Elija su sistema operativo. Existen sistemas operativos que se han creado específicamente para las pequeñas empresas, como por ejemplo Microsoft Windows Small Business Server. Dichos sistemas suelen incorporar el uso compartido de archivos, correo electrónico y otras capacidades destacadas. Los sistemas operativos de código abierto son una opción en los casos en los no desee adquirir la licencia, aunque probablemente sean los más apropiados para empresas que cuentan con personal informático interno.

       

    • Dele a la seguridad la importancia que merece. A diferencia de los PC, la detección de virus y spam (correo basura), y el filtrado se encuentran centralizados en un servidor. Se pueden controlar las descargas de software de los empleados y el acceso a Internet a fin de garantizar la seguridad de la red. Además, es posible gestionar los permisos para el uso de archivos de modo que se limite el acceso a la información confidencial. Asegúrese de que su proveedor le enseña los pasos necesarios para que puede disfrutar realmente de seguridad en el servidor. Diferentes procesadores que se ajustan a las distintas necesidades. Los servidores básicos suelen incluir un único chip de CPU con un procesador de doble núcleo sólido, como es el caso de Intel Pentium. Compensa invertir un poco más de dinero y comprar un procesador de doble o cuádruple núcleo, como el Intel Xeon. Los procesadores de doble o cuádruple núcleo son capaces de gestionar hasta 10 usuarios sin problema, mientras que Pentium permite la gestión de un máximo de cinco usuarios.

       

    • No olvide que las opciones como las fuentes de alimentación dobles, que protegen el equipo frente a cortes en el suministro eléctrico, pueden ocasionar fallos en el servidor. Los servidores de calidad incorporan RAID, una función de redundancia de datos de software que permite a los usuarios realizar copias de los datos en tiempo real en distintas unidades de almacenamiento. Por tanto, aunque se produjese un fallo en una unidad, dispondría de acceso ininterrumpido a los datos. Entre las opciones para tener en cuenta se incluyen, entre otras, una mayor capacidad de memoria, discos duros adicionales, almacenamiento en cinta y adaptadores de red. Un proveedor de calidad siempre le ayudará a elegir la opción más adecuada de todas.

       

    • Instale el servidor y proporciónele asistencia. Un gran número de servidores están configurados previamente para que puedan instalarse de forma sencilla a través de asistentes que no presentan ninguna complicación. Los proveedores suelen ofrecer asistencia para la instalación de nuevos servidores, así como asistencia técnica.

      Haga caso a nuestras recomendaciones y comprobará cómo comprar y poner en marcha el primer servidor es mucho más sencillo, asequible y fácil de gestionar de lo que pensaba.

      Empiece la búsqueda echando un vistazo a las ofertas en servidores de Dell que se adaptan a las necesidades de su empresa.