|

Embalaje y envío

Los embalajes nos permiten proteger los productos. Al enviarlos, conseguimos hacerlos llegar a los lugares donde deben ir. Es bastante sencillo, pero ambos aspectos pueden tener un impacto ambiental significativo cuando se envía aproximadamente un producto por segundo a lugares de todo el mundo, como es nuestro caso. Seguimos la estrategia de las "3 C", que consiste en reducir nuestro impacto a través del continente (el propio embalaje), del contenido (los materiales con que se fabrica) y de la capacidad de reciclaje.

En Dell pensamos que el embalaje ecológico y el transporte de los productos constituyen una oportunidad de innovación, a través de la cual podemos ayudar a empresas y hogares a reducir los residuos que generan mediante los siguientes elementos:
  • Diseño creativo de los embalajes: reduciendo el tamaño del embalaje, se consigue transportar más cajas en el mismo espacio. Incluyendo más productos en la misma caja, como hacemos la utilizar nuestro Multipack en algunos pedidos, se logra reducir la cantidad total de residuos generados.
  • Materiales innovadores: fuimos los primeros en utilizar materiales naturales en nuestros embalajes, como nuestras protecciones acolchadas de bambú y hongos, así como nuestra reciente iniciativa para el uso de paja de trigo. También facilitamos a los clientes el reciclaje de los embalajes que reciben.
  • Una mejor logística: el cambio de muchos envíos internacionales que realizábamos por vía aérea al transporte marítimo es solo un ejemplo de cómo nuestro modo de trabajar para mejorar continuamente nuestra red de transporte se traduce en métodos más beneficiosos para entregarle los productos con seguridad y con el mínimo impacto ambiental posible.

El diseño creativo de los embalajes permite reducir su tamaño

Como parte de la estrategia de embalajes de Dell, racionalizamos el tamaño de nuestras cajas y protecciones acolchadas con el fin de reducir el volumen total. El empleo de cajas de menor tamaño nos permite incluir más productos en cada envío, lo que se traduce en una reducción de las emisiones generadas por cada producto que enviamos y, en última instancia, menos residuos para usted.

Además, hemos creado el embalaje Multipack para los pedidos grandes de ciertos productos, como servidores, portátiles o sobremesas. Al combinar varios elementos en una misma caja, Multipack limita significativamente la cantidad de cartón que el cliente debe desechar, puesto que la cantidad de cajas enviadas se reduce hasta un 90 %.
Los materiales innovadores son más ecológicos y fáciles de reciclar

Los ingenieros que diseñan nuestros embalajes encuentran su inspiración en la naturaleza, buscando materiales y procesos que sean renovables y autosostenibles.

Este enfoque implica encontrar los materiales idóneos en la región adecuada para cada producto en particular. También significa facilitar al cliente el reciclaje del embalaje cuando ya no lo necesite.
Los materiales innovadores son más ecológicos y fáciles de reciclar
Dell fue la primera empresa de tecnología que utilizó protectores acolchados de bambú para sustituir a los de espuma; se trata de un material que puede renovarse rápidamente y es ligero, resistente y la planta que lo produce vuelve a crecer más de dos centímetros cada hora. Además, lo obtenemos de bosques sostenibles ubicados cerca de nuestras plantas de producción, con lo que reducimos aún más nuestra huella ambiental.
Los hongos han demostrado ser una excelente alternativa para nuestros embalajes. Mediante la inyección de esporas de hongos en un molde con desechos agrícolas, por ejemplo, semillas de algodón o cascarilla de arroz, estamos creando protecciones acolchadas que suponen una alternativa orgánica y compostable al poliestireno extrudido para los productos más pesados, como los servidores.

Nuestra iniciativa más reciente para crear embalajes sostenibles consiste en utilizar paja de trigo. Procesamos este material (que normalmente se quema como rastrojos) y lo mezclamos con fibras de papel para crear cajas de portátiles y sobremesas. Este proceso reduce la contaminación y requiere menos agua y energía que los métodos tradicionales de fabricación.

Una mejor logística minimiza el impacto ambiental
La evaluación continua de nuestros sistemas logísticos y de transporte nos permite encontrar métodos más provechosos y ecológicos de hacerle llegar nuestros productos, independientemente del lugar donde se encuentre.

Por ejemplo, estamos aprovechando cada vez más la eficiencia de los contenedores de transporte marítimo en lugar de realizar los envíos por vía aérea, con el fin de reducir la cantidad de combustible necesaria por producto enviado. De hecho, nuestra iniciativa "Air-to-Sea" permitió a uno de nuestros clientes reducir las emisiones de carbono derivadas de sus envíos en más de un 92 %.
Una mejor logística minimiza el impacto ambiental
También participamos en el programa SmartWay de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) estadounidense y esperamos que las empresas de transporte con las que trabajamos también lo hagan.

Para que nuestros métodos de envío sean aún más eficientes, hemos optimizado nuestros procesos de fabricación de palés y de carga de camiones con el objeto de aprovechar eficazmente el espacio de carga al enviar los productos. Gracias a ello logramos reducir los trayectos necesarios y las emisiones de carbono generadas.