1 GB equivale a mil millones de bytes y 1 TB equivale a 1 billón de bytes. La capacidad real dependerá del material que se ha cargado previamente y el entorno operativo, y puede ser menor.