El proyecto MASSIVE se hace realidad gracias a la financiación

Stonyhurst College necesitaba una infraestructura informática que pudiera soportar los métodos modernos de enseñanza y aprendizaje. Además, necesitaba proporcionar acceso a Internet a estudiantes, personal y clientes comerciales en toda la escuela con una superficie de 30 de acres.