Los datos son la esencia vital de su empresa; por eso, resulta fundamental proteger los sistemas en los que se almacenan sus datos y brindarles soporte. Sin embargo, la magnitud de su inversión empresarial va más allá de la resolución de problemas cotidianos. Requiere estrategias preparadas para el futuro que lo ayuden a predecir y a responder a necesidades de almacenamiento variables.