|

Reducción de la huella ambiental

Ya se trate de mitigar riesgos, crear nuevas oportunidades, reducir los costes operativos o mejorar su marca, las empresas están buscando la forma de reducir su impacto ambiental. Cada vez más, nuestros clientes se dan cuenta de que la tecnología puede ser el gran impulsor de esta transformación.

No obstante, utilizar tecnología con una huella ambiental reducida representa solo el primer paso. En Dell ayudamos a nuestros clientes a implementar tecnología ecológica que satisfaga sus necesidades y les permita, a la vez, cumplir sus objetivos de sostenibilidad y minimizar los gastos operativos.

La eficiencia energética es el motor de la innovación


La tecnología de alta eficiencia energética no solo reduce el impacto ambiental de una empresa, sino que también aumenta su rentabilidad. Las soluciones de alta eficiencia energética reducen los costes operativos, ofrecen mejores opciones de expansión y soportan mejor la evolución de las actividades comerciales.

Nuestro objetivo es ayudar a nuestros clientes a utilizar los recursos de un modo más inteligente. Al hacerlo, lograrán alcanzar una mejor posición para lograr lo siguiente: 
  • Crecer sin preocuparse de no tener suficiente capacidad de procesamiento de datos
  • Dedicar menos tiempo y dinero a resolver los problemas informáticos del día a día  
  • Mejora la continuidad empresarial
  • Responder a las demandas de mejoras en la eficiencia energética procedentes de las instituciones gubernamentales y otras partes interesadas
  • Operar de manera flexible y al ritmo que requieren sus actividades comerciales
Ofrecemos varios productos y servicios que pueden combinarse para crear un sistema informático eficiente y respetuoso con el medioambiente:

Servidores bladeEl chasis de nuestra nueva generación de servidores blade es como un centro de datos optimizado, pero con una huella ambiental mucho menor. Nuestros clientes ganan espacio y potencia de procesamiento, restringen la carga de trabajo del personal informático y reducen los costes energéticos hasta un 20 %, en comparación con las ofertas de la competencia con la misma configuración.
VirtualizaciónLa virtualización permite desvincular el software y los servicios del hardware y reduce el consumo de energía, ahorra espacio y recursos, confiere una mayor flexibilidad al sistema y ofrece un mayor rendimiento de la inversión. La empresa de investigación tecnológica Gartner prevé que más del 50 % de la carga de trabajo de los servidores se gestionará virtualmente a finales de 2012. La virtualización también ha incrementado la seguridad y facilita el cumplimiento de las políticas de privacidad internas y externas.
Advanced Infrastructure Management (AIM)La arquitectura AIM prepara los centros de datos de cara al futuro proporcionándoles la máxima flexibilidad, incluida la capacidad de volver a implementar los recursos rápidamente, compatibilidad con un amplio abanico de dispositivos distintos y posibilitando implementaciones estratégicas cuando se requieran. Todo ello se traduce en una menor cantidad de servidores, una reducción de los costes, periodos de inactividad mínimos y menores tiempos de respuesta.

La eficiencia de los centros de datos reduce los costes y el impacto ambiental

Los centros de datos son los motores que mueven la economía actual, altamente globalizada y tecnocéntrica, pero suponen un coste tanto económico como medioambiental. Es evidente que los contenidos digitales seguirán aumentando en el futuro (doblándose cada 18 meses, según la empresa de estudios de mercado IDC) y el consumo de energía continuará siendo un problema candente, puesto que los recursos energéticos no renovables disminuyen y el precio de la electricidad aumenta.
La eficiencia de los centros
Del puede contribuir a resolver el problema haciendo lo siguiente:
  • Maximizar los recursos existentes: la opción de construir un centro de datos nuevo es costosa, tanto para la empresa como para el medioambiente. Afortunadamente, existen innumerables opciones para sacarle un mayor partido a la infraestructura existente. En particular, la utilización de la capacidad, la alimentación eléctrica y la refrigeración son aspectos que pueden mejorarse sensiblemente mediante hardware de alto rendimiento, herramientas de gestión energética, diseño inteligente de los centros de datos y estrategias de contención y suministro de electricidad.
  • Implementar centros de datos eficientes: nuestro centro de datos eficiente puede ayudarle a recortar el presupuesto informático hasta en un 50 % y, al mismo tiempo, reducir la huella de carbono del centro de datos. Esta estrategia se basa en la virtualización, la automatización y la consolidación para crear soluciones abiertas, robustas y rentables que le ayudarán a optimizar su centro actual, virtualizar en un marco temporal que se adecue a su negocio y hacer uso de las tecnologías de cloud donde lo necesite.
  • Simplificar mediante la gestión inteligente de sistemas y e infraestructuras: una nueva generación de productos inteligentes para servidores, almacenamiento y redes concebidos para usar la energía eléctrica de manera más eficiente, automatizar las tareas frecuentes, responder rápidamente a las solicitudes de cambio, y ayudarle a anticiparse y hacer frente a posibles puntos problemáticos. Por ejemplo, nuestros ultradensos servidores PowerEdge C se han diseñado especialmente para entornos de aplicaciones de clúster o cloud, y nuestros servidores blade PowerEdge de la serie M ofrecen una gestión sencilla, una gran capacidad, una huella ambiental reducida y un menor consumo de energía.

El siguiente paso: la refrigeración con aire fresco

Puesto que los contenidos digitales siguen aumentando, las empresas necesitan soluciones reales para garantizar que la creciente demanda de datos no ponga en peligro la continuidad de su actividad comercial, acapare el presupuesto, frene la innovación y haga aumentar la contaminación. En lo referente a la tecnología del centro de datos, la eficiencia energética y las decisiones inteligentes pueden aportar ventajas significativas.

En un intento de ayudar a las empresas a utilizar aire fresco para refrigerar sus centros de datos, Dell ofrece una garantía especial en algunos de sus productos para servidores, redes y almacenamiento para su funcionamiento a alta temperatura. Nuestras soluciones de refrigeración mediante aire fresco son capaces de funcionar a 40 °C (104 °F) durante un máximo de 900 horas al año y a 45 °C (113 °F) durante 90 horas al año.
This is the highest temperature warranty in the industry today. By comparison, the standard server warranty is 95 degrees Fahrenheit. Therefore, data centers located in warm or high-humidity places rely heavily on chillers to keep their equipment operating at safe temperatures.

Se trata de la garantía a mayor temperatura que existe actualmente en el sector. A modo de comparación, la garantía estándar para servidores es de 35 °C (95 °F), por lo que los centros de datos ubicados en lugares cálidos o con altos niveles de humedad dependen en gran medida de la refrigeración para mantener los equipos funcionando a temperaturas seguras.

Los clientes que utilizan soluciones refrigeradas por aire fresco pueden ahorrarse unos gastos de capital estimados en 3 millones de dólares (y hasta 275 000 dólares en gastos operativos al año) por cada megavatio de tecnología informática instalada, al no tener que montar y usar los equipos de refrigeración por aire acondicionado.